Telemarketing

Veinte respuestas para quitarte de encima de inmediato a los operadores de “Telemarketing”
1. Si te llaman para ofrecerte un préstamo, diles que no pueden llamar en mejor momento, ya que te acabas de declarar en bancarrota.
2. Si comienzan con el típico “Cómo está usted?” contéstales de inmediato “Qué bueno que me preguntas, es que en estos días ya nadie se preocupa por los demas, y yo tengo un montón de problemas. Fíjate que justo ayer se murió mi perro…”
3. Si te dice que es Juan Diaz de la compañía XYZ, pídele que te deletree como se escribe su nombre, y también que deletree como se escribe el nombre de la compañía. Después pregúntale dónde se encuentra localizada la compañía, con domicilio exacto, cuánto tiempo ha estado en funcionamiento, cuánta gente trabaja ahí, cuánto tiempo tiene trabajando en esa empresa, si es casado y cuantos hijos tiene, etc. Continúa con preguntas personales o de la empresa hasta que sea necesario.
4. Este funciona muy bien, pero solo si eres hombre (muy arriesgado para las mujeres). Vendedora: “Hola, mi nombre es Gabriela Benitez y le llamo de la compañia XYZ” Esperas un par de segundos y entonces con la voz más cachonda que tengas le dices “Hola Gaby… Dime, como estás vestida?”
5. (Este ya funciona para ambos sexos) O en su caso, pegas un grito de sorpresa “Gaby Benitez?!? Eres tú Gaby?, no lo puedo creer, hace años que no se de ti, cómo has estado?” Con suerte y a Gaby le va a dar un buen susto mientras trata de averiguar si en realidad te conoce.
6. Constantemente di “No”, pero en cada ocasión hazlo con un tono de voz diferente, y mantén siempre una misma cadencia, sin importar si ellos están hablando o no. Esto es más divertido si logras mantenerte así hasta que cuelguen.
7. Si la compañia de teléfonos intenta que te suscribas a su plan de “Amigos y familiares”, diles, usando la voz más siniestra que puedas hacer “Yo no tengo familia ni amigos… no quisieras tu ser mi amigo?”
8. Si es una compañía de limipeza, respóndeles “Oiga, y ustedes son buenos para quitar manchas de sangre de las alfombras…. por ejemplo, manchas de sangre de cabra, o que tal con manchas de sangre humana?
9. Después de que el vendedor te haya dicho toda la historia de la compañía y te aclare que puedes pagar con tarjeta de crédito, pregúntale si se quiere casar contigo, después de que te diga que no, respóndeles que tu nunca le darías el número de tu tarjeta de crédito a un perfecto extraño.
10. Dile al vendedor que tu trabajas en la misma compañía y que no está permitido hacer negocios entre empleados.
11. Contesta el teléfono. En cuanto te des cuenta de que es un vendedor tira el auricular estrepitosamente al suelo, y comineza a gritar “No, por favor, NO. Dios mío, AYÚDENME por favor” espera unos cinco segundos y después cuelga.
12. Dile al vendedor que en ese momento estás muy ocupado, pero que te interesa mucho lo que tiene que decirte, así que por favor sea tan amable de darte el numero de teléfono de su casa para que lo llames en la noche. Cuando el vendedor te explique que no puede darte el teléfono de su casa, pregúntale “Me imagino que no me da el teléfono porque no le gustaría que un extraño lo molestara en su casa?” Obviamente te va a contestar que sí, así que en ese momento de un grito dile “Pues a mi tampoco” y cuelga el teléfono.
13. Pídele al vendedor que repita todo lo que va diciendo, y varias veces.
14. En caso de que te encuentres comiendo, dile al vendedor que en este momento estás comiendo, pero que si te puede permitir un momento. Pon el auricular en la mesa y continúa con tu comida, masticando tan fuerte como te sea posible y plática con los comensales como si nada.
15. Dile al vendedor que estás feliz de que te haya llamado porque estás en arresto domiciliario y que necesitas que alguien te traiga unas cervezas y un cuchillo afilado.
16. Diles que estás muy interesado en su producto, pero que preferirías que te mandaran la información por fax, cuando te pida el número dales el número de un sanatorio mental.
17. Sin importar lo que diga, insiste en que ya te diste cuenta de que el que te llama es tu amigo pancho que te está jugando una broma, con frases como “… ya Pancho, ya me di cuenta de que eres tú, a ver, cómo está tu mama?”
19. Diles que tienes problemas para oir, asi que les agradecerías que hablaran más alto… más alto… MÁS ALTO…
28. Diles que por favor hablen más despacio, porque te interesa tanto que vas a escribir todo lo que digan, e insiste en ello.
ADVERTENCIA. Todos los metodos antes mencionados fueron probados para ser utilizados con vendedores de telemarketing humanos. Ningun animal fue dañado para esta prueba.