Nissan Patrol

Esta es una historia real sacada de RNE-1:
Pues un chaval que hacía poco se había sacado el carnet de conducir y le pidió el coche a su padre para irse de marcha un sábado por la noche. El padre le dijo que sí pero que se llevara un 127 viejo que tenían, que el Nissan Patrol, no se lo dejaba porque no tenía mucho dominio.
El coleguilla va y le dice a su padre que no sale, que se lo ha pensado mejor y que se queda en casa. A la noche se larga con el Nissan por ahí de marcha. Hasta aquí todo guay! pero volviendo a casa con un pelotazo de los que hacen afición se encontró con la Guardia Civil la cual le hizo el alto.
Le paran y sale del coche y cuando le van a hacer la prueba PLAS!!!! una hostia de un coche en la curva anterior. Lógicamente la Guardia Civil acude rápidamente para ayudar y el chaval viéndose el percal coge el coche, arrea pa su casa y se pone a sobar hasta la mañana.
A las 8 o así de la mañana abre la puerta de su habitación su padre diciéndole al chaval que baje que está la Benemérita abajo y que le buscan.
El colega baja hacia la entrada sin parar de decirle a su padre qué querrán porque él ha estado toda la noche sobando y no se lo explica.
Los policías al verle le preguntan si es menganito de tal, él responde que sí. La Guardia Civil le dice que si no les conoce a lo que él responde que no, que él ha estado aquí toda la noche y la tarde de ayer y que no sabe quienes son.
La pareja ya descojonada de la risa se lo vuelven a preguntar a lo que él vuelve a negar con rotundidad, por lo cual le dicen al padre que hagan el favor de acompañarles hasta el garaje y abrirlo. Pues bien la sorpresa del padre y del hijo fue mayúscula al encontrarse en el garaje el Patrol de la Guardia Civil!!!!