Manual del discurso perfecto

Si quieres hablar horas y horas sin decir nada, pero pareciendo que eres un gran experto, lee una cualquiera de las frases de la columna 1, seguida de otra cualquiera de las frases de la columna 2, otra cualquiera de la columna 3, y otra cualquiera de la columna 4. Sigue tu discurso escogiendo otra frase de la columna 1, más otra de la columna 2, más otra de la columna 3, más otra de la columna 4… y así sucesivamente hasta la eternidad. No hace falta que las frases sean de una misma línea.

1 2 3 4
Queridos compañeros: la realización de las 
premisas del programa
nos obliga a un 
exhaustivo análisis
de las condiciones financieras y 
administrativas  existentes.
Por otra parte,y dados los 
condicionamientos 
actuales
la complejidad de los 
estudios de los dirigentes
cumple un rol escencial 
en la formación
de las directivas de 
desarrollo para el futuro.
Asimismo,

 

el aumento constante, en 
cantidad y en extensión, de nuestra actividad
exige la precisión y la 
determinación
del sistema de 
participación general.
Sin embargo no hemos de 
olvidar que
la estructura actual de la organización ayuda a la preparación 
y a la realización
de las actitudes de los 
miembros hacia sus 
deberes ineludibles.
De igual manera,

 

el nuevo modelo de 
actividad de la organización,
garantiza la participación de 
un grupo importante en la 
formación
de las nuevas 
proposiciones.
La práctica de la vida 
cotidiana prueba que
el desarrollo continuo de distintas formas de actividad cumple deberes 
importantes en la 
determinación
de las direcciones 
educativas en el sentido 
del progreso.
No es indispensable 
argumentar la significación 
de estos problemas ya que
nuestra actividad de 
información y propaganda
facilita la creación

 

del sistema de formación 
de cuadros que corresponda 
a las necesidades.
Las experiencias ricas y 
diversas muestran que
el reforzamiento y desarrollo 
de las estructuras
obstaculiza la apreciación 
de la importancia
de las condiciones de las 
actividades apropiadas.
El afán de organización, 
pero sobre todo,
la consulta con los numerosos militantes ofrece un ensayo interesante 
de verificación
del modelo de desarrollo.
Los superiores principios 
ideológicos, condicionan que
el inicio de la acción general 
de formación de las actitudes
implica el proceso de reestructuración y modernización de las formas de acción.

 

Incluso, bien pudieramos 
atrevernos a sugerir que
un relanzamiento específico de todos los sectores implicados habrá de significar un auténtico y eficaz punto de partida de las básicas premisas 
adoptadas.
Es obvio señalar que la superación de experiencias periclitadas permite en todo caso explicitar las razones fundamentales de toda una casuística de 
amplio espectro.
Pero pecaríamos de insinceros si soslayasemos que una aplicación indiscriminada 
de los factores confluyentes
asegura, en todo caso, 
un proceso muy sensible 
de inversión
de los elementos 
generadores.
Por último, y como definitivo elemento esclarecedor, cabe añadir que el proceso consensuado de unas y otras aplicaciones concurrentes deriva de una indirecta incidencia superadora de criterios ideológicamente sistematizados en un frente de actuación regeneradora.