Galaxias

Las galaxias son conjuntos de cientos de millones de estrellas que orbitan sobre un centro común. Todas las estrellas visibles desde la tierra sin instrumentos ópticos pertenecen a la galaxia “Vía Láctea” a la cual pertenecemos. Nuestro sol está a unos 30.000 años luz del centro de la galaxia. Las galaxias, además de estrellas y planetas, contienen gas de hidrogeno, moléculas complejas compuestas de hidrógeno, carbono, sílice, nitrógeno y cúmulos de estrellas.
Nuestra galaxia “Vía Láctea” se formó entre 500 y 700 millones de años. Su formación se produjo tras la rápida caída de material primigenio hacia el cetro de la protogalaxia formándose la mayoría de los cúmulos globulares.
La galaxia enana Sagitario se ha introducido en la Vía Láctea tras permanecer en órbita mucho tiempo.
Los Quasar son lejanas galaxias que contienen en su núcleo un agujero negro.
Los “Agujeros Negros” son objetos pequeños, incluso microscópicos y extremadamente masivos. Su gravedad es tan extremadamente elevada que los colapsa e impide que escape incluso la luz, que viaja a 300.000 km/segundo. En ocasiones conviven con otras estrellas formando sistemas binarios y aunque no se ven, sí se puede adivinar su existencia por las perturbaciones que causan a su compañera. Al estallar una vieja estrella gigante roja, expulsa al espacio sus capas exteriores y parte de estas caen en el agujero negro en forma de espiral, comprimiéndose hasta alcanzar una temperatura de 10.000.000º C produciendo rayos X.
Las gigantes rojas y las nebulosas planetarias son fábricas de moléculas orgánicas que pueden llegar a planetas cercanos, donde en pocos miles de años pueden formarse grandes moléculas orgánicas complejas, base de la vida.

Galaxia

Galaxia espiral M83
Copyright  © Anglo-Australian Observatory,  Foto de David Malin.
HTTP://WWW.AAO.GOV.AU/images/index.html

Humor, chistes, absurdo, megalitos